sábado, 19 de mayo de 2018

Osho : Meditación . La primera y ùltima libertad

La meditación se basa en una simple comprensión : en lugar de luchar contra la oscuridad  - que de cualquier manera es imposible - , enciende la luz. En vez de luchar contra nosotros mismos intentando mejorarnos, intentando emular los ideales que los demás tienen de nosotros, podemos simplemente empezar por aceptarnos tal como somos.
Osho suele recordarnos a menudo que si la existencia nos ha invitado a estar aquí, ¿ A quién más necesitamos pedirle permiso para aceptarnos tal como somos?
Cuando nos relajamos en esta aceptación, cuando dejamos de intentar ser distintos de lo que somos, cuando cesamos de esforzarnos para impresionr a los demás - que a su vez se están esforzando con la misma intensidad para impresionarnos a nosotros - , cuando dejamos de intentar defendernos  a nosotros mismos, de justificarnos... Cuando dejamos de tratar de esconder nuestras heridas, incluso de nosotros mismos, y en su lugar las abrimos al aire y la luz, entonces la sanación ocurre espontáneamente.
Este libro nos explica como calmar la mente, como aprender de esta inestimable biocomputadora nuestra mejor amiga, y cómo encontrar el botón de "apagado". Cuando necesites la mente, puedes utilizarla. Cuando no la necesites, puedes dejar que descanse tranquilamente - liberada de su interminable parloteo - , lista para cuando la vuelvas a necesitar.
No existe mayor libertad que ser aquello para lo que estamos destinados. No existe mayor libertad que liberarse de las expectativas de los demás, que ser capaces de vivir nuestras vidas espontáneamente, con consciencia.
Este libro contiene una amplia variedad de técnicas, enfoques e ideas para ayudarte en ese viaje. Todos somos diferentes y cada persona tiene su método. En este libro podrás encontrar un método para cualquier tipo de mente moderna exclusivamente confeccionado para estos tiempos ajetreados.
Como dice Osho : " las prácticas de yoga, diseñadas hace tanto tiempo, no sirven para el mundo de hoy; ahora la gente no dispone de días y ni siquiera de horas libres. Necesitamos métodos que den resultados rápidos. Si alguien se compromete durante siete días, al final de ese período debería ser una persona distinta... Por eso digo: practica hoy y siente el resultado inmediatamente. Estamos en la era de los reactores; la meditación no puede permitirse ser lenta, tuiene que tomar velocidad".