miércoles, 4 de noviembre de 2015

Dejar fluir, aceptando la realidad

Dejar fluir, aceptando la realidad


Como ya dijimos anteriormente, copiemos el comportamiento de la naturaleza, un río fluye, va por donde menos resistencia le ofrece el terreno, ése es el fluir, es aceptar el camino que nos toca atravezar, si no aceptamos lo que nos pasa, empezamos a sentir un dolor profundo, contínuo.
Obviamente que hay cosas que nos causan dolor, pero si ésa realidad no la aceptamos, el dolor nos invade durante mucho más tiempo, soltá, dejá ir, aceptá, avanzá.

Saludos fraternos!!

MAIN-HIU