jueves, 3 de diciembre de 2015

Ponerse en el lugar del otro


Ponerse en el lugar del otro


Muy buena la frase que representa que lo que nosotros no queremos ser, tampoco debemos provocarlo en otro.
Al no querer ser agredido, tampoco quiero ser el agresor.
Al no querer ser evitado, tampoco quiero ser el evasor.
Lo podemos ubicar en todas las frases que queramos y el sentido es el mismo.

Me pongo en el lugar del otro, asumo el rol de esa persona, entiendo, entonces yo actúo, lo que no quiero para mí tampoco lo quiero para el otro.

Pensemos en que no somos coherentes!!

Saludos Fraternos!!