lunes, 20 de abril de 2015

Derecho de Conciencia

DERECHO DE CONCIENCIA
Para recuperar lo perdido  o lo hurtado
(Del Libro Metafísica 4 en 1 de Conny Méndez)



Hemos vivido centenares de vidas anteriores a la que ahora estamos viviendo. Fuimos un átomo, fuimos una gota de agua, fuimos vegetal, mineral, animal y hombre. En nuestra etapa humana hemos sido hombre o mujer muchas veces. Hemos pertenecido a todos los niveles sociales, y en cada uno de esos niveles, hemos aprendido las lecciones propias del nivel.
Si hoy somos personas que vivimos rodeados de las ventajas, comodidades y adelantos modernos, es porque lo tenemos merecido en nuestra trayectoria. Cada objeto que poseemos por herencia, por compra, o por regalo, lo tenemos ahora, porque en alguna vida anterior aprendimos a usarlo y nos habituamos a él. La imagen de ese objeto es ya un reflejo en nuestro subconsciente y a menos que nosotros mismos la disolvamos, el objeto lo tendremos siempre con nosotros. Ese u otro igual.
Este derecho adquirido se llama "El derecho de conciencia". Significa que no es posible perder jamás, ni es posible que nos pueda robar un objeto cualquiera, ni una joya, ni un dinero. Absolutamente nada.
¿ Cómo se puede perder ni ser robada una imagen que esté grabada en nuestro subconsciente? No es posible.
Jesús dijo : " No os alleguéis tesoros en la Tierra donde los ladrones los hurtan y el moho destruye. Antes allegaos tesoros en el cielo, donde el moho no puede destruirlo ni los ladrones lo pueden hurtar".
La creencia general es que esto significa que debemos coleccionar virtudes y despreciar las posesiones terrenas, pero no es así.
El maestro expuso la ley en esas palabras, añadiendo " porque lo que está en tu corazón es tu tesoro". Fue mal traducida y adulterada cuando la pasaron del idioma Arameo ( en que hablaba Jesús) al Latín.
Cuando a tí se te extravía algún objeto de tu posesión, cuando se te pierde algo por la calle y cuando algo te sea robado, con solo recordar el hecho de que lo que tú posees lo tienes por derecho de conciencia; que está grabado en tu subconsciente y esta imagen no te la pueden quitar ni la puedes perder. No te angusties ni le temas a los ladrones. Tu pensamiento en ese respecto se convierte en positivo y no se te puede acercar alguien  con intención de hurtar. Te recomiendo hacer la prueba la próxima vez que extavíes algo. Declara " Nada que es mío por derecho de conciencia puede perderse o ser robado". Luego da las gracias por el inmenso don que se nos ha conferido en una ley tan sabia. Cuando el objeto, vuelva a tus manos, lo cual no tardará en suceder, vuelve a dar las gracias.