viernes, 23 de enero de 2015

Jesús y la Fé


 JESUS Y LA FE
Metafísica 4 en 1 de Conny Mendez


En la mayotía de los milagros que hacía Jesús, desde sanar una llaga, movilizar a un paralítico, devolverle la vista a un ciego, curar enfermedades "incurables" y hasta resucitar a los muertos como Lázaro. Le decía a sus pacientes "tu fé te ha salvado". Manifestando así que para la fé no existe lo imposible.
Cuando sus discípulos preguntaban ¿ Por qué no se me dió tal o cual cosa cuando yo hice todo lo que tú me dijiste que hiciera? El les respondía " por vuetra poca fé " y dijo : "Sois Dioses, Y de cierto os digo que si tuviéreis fe como un grano de mostaza diréis a ese monte, pásate de aquí a allá y se pasará, y nada os será imposible."
Tampoco regañaba a nadie por no tener fé, porque él sabía que la fe viene con el conocimiento. Les explicó por qué no podían hacer los milagros que él hacía y les dijo : 
"Todas esas cosas que yo hago, las haréis vosotros también, y cosas mayores aún."
Cada vez que jesús sanaba a alguien le decía " Vete y no se lo digas a nadie".
No era por modestia sino porque formaba parte de la técnica.
Toda creación atravieza siete etapas antes de manifestarse en lo exterior.
Estas etapas son a veces recorridas en un centésimo de segundo, dependiendo del poder espiritual del que las ejecuta. Si su comprensión y su conocimiento son grandes como en Jesús, la manifestación es instantánea y significa que las siete estapas se sucedieron con velocidad atómica, pero si es un principiante en la ciencia espiritual, las etapas toman, hasta años en cumplirse.
Los estudiantes o principiantes deben frenar el deseo de comentar los "tratamientos" que estén haciendo, los que piensen hacer y los que acaban de hacer, hasta que la demostración esté muy segura, muy firme.
En el hebreo antiguo se le decía " el Sabat" a la última etapa creadora ( cuando surge una demostración y se sabe que el trabajo ha terminado). Esa palabra dió origen a nuestro Sábado. En la Biblia desde Genesis hasta San Juan, dice que el Sabát cesa todo trabajo. La creación esta descrita como habiendo ocurrido en siete días. ( o sea las siete etapas que he mencionado arriba) y que en el Sabát Dios descansó de su obra, o sea en el séptimo día.