miércoles, 18 de marzo de 2015

Ley de Causa y Efecto

LA LEY DE CAUSA Y EFECTO
( Del libro metafísica 4 en 1 de Conny Méndez)



EL FUTURO ES ANALOGO A LO QUE HEMOS SEMBRADO, ES DECIR QUE SI HACES UN BIEN A ALGUIEN, O SI HABLAS BIEN DE ALGUIEN, ESAS PALABRAS O ESE ACTO BUENO SALE EN VIBRACIONES DE COLOR. ESE COLOR ATRAE VIBRACIONES DEL MISMO COLOR Y TE REGRESAN AUMENTANDO EL BIEN QUE HICISTE.

Te ocurren cosas bellas, cosas milagrosas y dices : Qué casualidad, mira lo que sucedió hoy por la mañana, que maravilla.
No existen casualidades, no existe la ley de la casualidad.
Eñ principio de polaridad fija lo que haces y dices en uno de los dos polos, positivo o negativo. Es decir, que lo que piensas, dices o haces, es positivo o negativo. Si piensas o hablas mal de alguien, es negativo. Lo has sembrado en polo negativo, sale de color gris o negro, dependiendo de la cantidad de maldad que tiene, recoge en su camino cantidad de energía del mismo color y te regresa aumentando su fuerza. Si criticas serás criticado, si dañas a alguien o a algo, serás dañado o algo tuyo sufrirá un daño, si eres injusto, duro, esa injusticia se te devuelve, igualmente esa dureza.
Si siembras discordias, tienes que recojer discordias, si simbras bondad, amor, ayuda, tienes que recojer amor, bondad, ayuda. 

 LO QUE SIEMBRAS QUE SEA CONSTRUCTIVO O DESTRUCTIVO, LO VERAS DEVOLVERSE.

No siempre se puede devolver la cosecha inmediatamente. El planeta Tierra tiene una enorme cantidad de deudas acumuladas, de todo el mundo y se desahoga por donde puede, en tempestades, ciclones, terremotos, desastres marinos, derrumbes, inundaciones, erupciones volcánicas, etc.
Muchas veces las personas a quienes hemos dañado en alguna forma se mueren antes de que se haya podido saldar la cuenta con ellas y tiene que haber una oportunidad para saldarla en el futuro, porque Dios es infinita misericordia y no deja a un hijo suyo en eterno castigo sin darle oportunidad de saldar sus deudas. Por eso es que Dios ha instituido la reencarnación. Para dar oportunidad de pagar las deudas y ... para dar también oportunidad de cobrar el bien carnal y material que hayamos merecido y que no se puede cobrar en el plano invisible e inmaterial.
La reencarnación es la verdad y es la única explicación lógica de la aparente injusticia que ves. Cuando observas personas espléndidas, constructivas, pasando situaciones difíciles, mientras que otras llamadas "malas" parecen estar gozando de todas las cosas buenas de la vida, puedes estar seguro de que no hay ningún error ni injusticia ¿ Crees en Dios? ¿ Creés que es bueno o justo? Entonces ¿ Como vas a creer que es injusto?. ¡ Ah!, pues cada uno está encontrándose con efectos de causas previas que ha ocasionado alguna vez, en alguna parte en el pasado y de lo cual no tiene recuerdo.

SI ESTAS PERSONAS QUE TIENEN DEUDAS KARMICAS DESEAN EN SU INTERIOR HACER SERVICIO A LOS OTROS INDIVIDUOS, PARA BALANCEAR, EQUILIBRAR Y BORRAR LOS MALOS SENTIMIENTOS, OIGAN BIEN, QUEDAN LIBRES DE ESA DEUDA.

Pero si no pueden logras estos sentimientos y buenos deseos, la vida los reunirá de nuevo cuantas veces se a necesario, hasta que se cumpla.
Y cada vez en asociación más cercana( a veces llegan a ser madre e hijo) porque la ley de Amor es así. Trata de disolver enemistad con amor..
Cualesquiera que sean las causas, el pecado, la imperfección, la impureza, el error que haya sido cometido, hay una manera consciente de transmutar esos errores, disolver, borrar completamente sin costo alguno.

CUANDO LOS SERES HUMANOS SE DAN CUENTA DE QUE ELLOS MISMOS SON LOS CAUSANTES DE TODOS SUS MALES Y TODAS SUS CALAMIDADES, DE TODAS LAS LIMITACIONES EN SU MUNDO, DE PRONTO DESEA ARREGLAR LAS COSAS, SINCERAMENTE ESE DESEO ES EL QUE CUENTA Y ES NECESARIO QUE SEPAN QUE TODA CLASE DE ASISTENCIA LES ES DADA.

Cuando el estudiante se da cuenta de que las fabricaciones de su mente son tan importantes que rigen su destino y hasta el destino de los demás se llena de pánico.
Por eso cada vez que te encuentras atajándote, castigándote, regañándote, con las resultantes torturas por lo que has hecho, dicho, pensado, basta con saber que hemos pecado. Al saberlo quiere decir que ya estás consciente del Bien y el Mal. Ya es sólo cuestión de tiempo, y no mucho tiempo para que tu subconsciente te ataje antes de cometer el mismo pecado de nuevo. Es el principio de la confesión. " Pecado confesado es medio perdonado", pués la confesión católica no ha tenido sino un sólo propósito: el de hacernos conscientes de cuando hemos cometido una infracción. El perdón del sacerdote es nominal. El que realmente perdona es el Cristo Interior. El que nos dirije es El. El que nos va guiando y enseñando también es El. Todo lo que tienes que hacer es decirte y repetirte mentalmente " Mi yo superior que es el Cristo perfecto en mí es el encargado de irme consuciendo sin torturas hasta mi ascención". Y una vez que hayas realizado, meditado y comprendido esto, ya no vuelvas a " pecar " voluntariamente, y se te abren las primeras puertas del Cielo, ya que todo esto comprueba que has puesto toda tu buena voluntad, y el maestro más grande de todos los tiempos Jesús , lo dijo : " Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad".