martes, 10 de marzo de 2015

Verdad

VERDAD
(del libro metafisica 4 en 1 de Conny Mendez)



La verdad es una presencia imperante, eterna y constante.
NO IMPORTA LA MENTIRA QUE SE ESTA PRESENTANDO O HABLANDO, LA VERDAD ESTA AHI, VIVIENTE, PRESENTE, INVOCALA Y SE MANIFESTARA.
Es una entidad viviente, porque es un aspecto de Dios. ES DIOS MISMO ACTUANDO.
Donde presencies una verdad relativa, reconoce que la verdad absoluta está presente y la verás con tus ojos.
DONDE ALGUIEN TE TRATE DE CONVENCER DE ALGO QUE TU NO ESTES ACEPTANDO PLENAMENTE DILE A LA SITUACION MENTALMENTE QUE LA VERDAD ABSOLUTA SE ENCUENTRA EN ELLA Y VERAS SUCEDER ALGO QUE LA TRAIGA A LA VISTA.
Jesús dijo " Conoced la verdad y ella os hará libres".
Cuando necesites una información, cuando sospeches de algún engaño, cuando vayas a firmar algún acuerdo, cuando esté siguiéndose un juicio, expresándose una opinión, o sospechas un engaño, etc.

AFIRMA QUE LA VERDAD SE ENCUENTRA EN PLENA CIRCUNSTANCIA PORQUE LA VERDAD ES DIOS Y ESTA EN TODAS PARTES.
Verás manifestada la verdad, ante ella todo se queda callado. Una mentira obliga otra y luego otra y otra. Además obliga a estar hablando y protestando. Una verdad tumba todo lo que antes se afirmó falsamente, y todo permanece en silencio.
Cuando alguien te acusa de algo, no lo niegues por temor si tu lo hiciste, ya que se te pone la situación imposible.
Acepta la acusación y di, "es verdad, si lo hice", verás desvanecerse la acusación junto con la ira del que venía atacándote. Le verás avergonzado de su propia violencia. Lo verás ensalsándote. Lo verás convertirse en tu amigo del alma. Jamás niegues algo por orgullo, o por no quedar mal, o por temor de lo que te pueda caer encima. La verdad de Dios.Cuando lo confieses, sabiendo que estás invocando, verás el espíritu divino actuando entre los hombres.
La verdad siempre está de parte tuya. no le temas. La verdad no puede obligarte a mentir, como por ej. cuando te enfrentas a un caso en que decir la verdad te acarrea un problema. Cuando la verdad implica a otro, delata alguna cosa vergonzoza, invócala y dile, como quien invoca a Dios mismo:
"SALVAME NO QUIERO DAÑAR A NADIE. TU NO PUEDES NI OBLIGARME A MENTIR, NI PRODUCIRME PROBLEMAS POR LEALTAD HACIA TI"  y verás desconectarse la situación peligrosa.