jueves, 16 de abril de 2015

La vibración

LA VIBRACION DE LOS PENSAMIENTOS
( Del Libro Metafísica 4 en 1 de Conny Méndez)



Los Pensamientos emiten vibraciones que parten en todas direcciones, tal como las ondas que se forman en el agua cuando a éste le cae una piedra y tiene color. Los pensamientos negativos son sombríos y por lo tanto vibran a bajas frecuencias. La gente los llama " pensamientos negros ", con razón. Los pensamientos positivos son luminosos y a medida que se acercan a la verdad, van siendo más y más luminosos, hasta que llegan  a ser radiantes cuando expresan la verdad absoluta que es Dios.
Las altas frecuencias dominan a las bajas frecuencias. Los pensamientos de alta verdad disuelven los pensamientos sombríos, bajos, falsos, actuando como una carga de dinamita en una roca.
Las personas que tienen la videncia desarrollada (todos tenemos esa facultad, pero la mayoría no la ha desarrollado) conocen los pensamientos por su color y como saben el resultado exterior de cada tipo de pensamiento pueden predecir el futuro. Ven claramente el producto inevitable de cada persona.
Los pensamientos de amor y buena voluntad son de color Rosa iridiscente. El de la pasión sexual es de rojo encendido. El color de los pensamientos de vida es amarillo. El de la inteligencia es lo que llaman chartreuse (es un color verde amarillo), muy luminoso. Los de misticismo son de color violeta iridiscente y profundo. Cuando hay negatividad mezclada con estos colores, el tono se vuelve sucio. Por ejemplo, en la persona cuya inteligencia está aún sin desarrollar, o embrutecida, el color es el de la mostaza. La pasión sexual cuando no es comprendida y está guiada unicamente por el instinto animal, es marron rojizo.
Las vibraciones mentales forman un aura en forma ovoide alrededor del cuerpo y en esa aura se ve toda la composición de colores que emanan del pensamiento individual. El subconsciente limpio, positivo, produce un aura luminosa, multicolor como el oriente de la perla. Como las altas frecuencias dominan a las bajas, ningún pensamiento negativo que viene de afuera puede penetrar en un aura y un ambiente positivo. Para que pudieran penetrar en la mente de un individuo, éste se tendría que poner " a tono" con ellos, o sea, que tendría que ponerse a pensar en forma negativa.
La ley de atracción es inmutable. Ella ordena que todo atraiga su igual, las imágenes que están grabadas en el subconsciente, atraen irremisiblemente todo lo de su misma clase y repelen todo lo que no sea afin a ellas. por eso es que si el concepto del individuo es bueno, no se ve sino el bien. Como no puede atraer lo que no es igual a su concepto, no puede acercársele nada malo; y a la inversa. El individuo que está lleno de conceptos errados, no le ocurren sino cosas malas, porque no le es posible atraer otra cosa. Esa es la explicación del llamado "contagio de pánico".
¿ No has notado que cuando te entregas a meditar o darle vueltas a tu cabeza a algún incidente, ofensa que se te ha hecho, como te va aumentando la indignación y el resentimiento? ¿ Comprendes ahora que atraes todos los pensamientos iguales y que éstos vienen a aumentar el volumen de los tuyos? El que ya conoce esta ley, no se permite jamás el lujo de entretener en su mente una sola idea desagradable. Al pensarla la rechaza, la compara con la verdad del ser y piensa inmediatamente en algo bueno. Espero que te habrás dado cuenta de la necesidd de mantenerse risueño, viviendo en el clima celestial. PIENSA LO BUENO Y SE TE DARA.