miércoles, 28 de octubre de 2015

EJERCICIOS PLEYADIANOS PREVIOS Retirada de cordones ( Del Libro Manual de Ejercicios Pleyadianos de Amorah Quan Yin)

EJERCICIOS PLEYADIANOS PREVIOS

Retirada de cordones
( Del Libro Manual de Ejercicios Pleyadianos de Amorah Quan Yin) 
Estar en el tiempo presente
La conciencia de tiempo presente o de «estar-aquí-ahora» es el estado de ser más creativo y efectivo para alcanzar las propias metas y la sanación. Si no tienes la conciencia instalada en el tiempo presente, es decir, que haya porciones de tu energía en el futuro o se encuentren reviviendo el pasado, es casi imposible crear ese futuro o liberarse de ese pasado. Por otra parte, cuando estás en el cuerpo, alerta y en tiempo presente, estás al mando de tu vida y al máximo de tu capacidad en este momento.
Cuando te encuentras instalado en el pasado o en el futuro hay partes de tus chakras o del aura que están
literalmente estáticas e inaccesibles. Es como si cualquier cosa que hicieras la hicieras en vano. Tu energía ni siquiera está en el cuerpo. Puede que te cueste estar presente con los seres queridos o en el trabajo y  tendrás un sentimiento general de dispersión y desplazamiento, lo cual es literalmente cierto: tu energía está dispersa y en otro espacio.
La técnica a utilizar para volver a instalarse en el tiempo presente es ésta:
1. Cierra los ojos y conéctate a la tierra.
2. Extiende el aura, comprueba los colores y las rosas de los extremos y haz los ajustes precisos.
3. Opcional: Haz fluir energías doradas cósmicas y terrestres y ponlas en Automático.
4. Imagina una línea recta, llamada «línea temporal», que se extenderá hacia el infinito en direcciones izquierda y derecha. Sitúa la línea temporal delante del primer chakra en la base de la rabadilla. Coloca un pequeño sol dorado delante del chakra y sobre la línea. 
 FIGURA 6: Icono solar. El sol dorado se sitúa en la posición de «tiempo presente» en la línea temporal entre el pasado y el futuro
5. Espira a través del primer chakra con la intención de liberar hacia el sol dorado cualquier energía pasada o futura contenida en él.
6. Ahora imagina que este sol se divide en dos trozos ,que ruedan simultáneamente en direcciones derecha e izquierda, representando el pasado y el futuro. Cuando el sol se divide y rueda en ambas direcciones, cada parte libera las energías pasadas y futuras del chakra y las coloca en el marco temporal apropiado.
7. Cuando las dos partes del sol hayan llegado tan lejos como sea preciso para cumplir su tarea, volverán automáticamente al punto central. Traerán con ellas cualquier energía que pertenezca a tu cuerpo en el tiempo presente que estuviera en el pasado y en el futuro.
8. Cuando ambas partes hayan vuelto y se reencuentren en el centro como un solo sol, mueve la línea temporal y el sol hasta que queden frente al segundo chakra, a me dio camino entre el ombligo y la entrepierna. De nuevo espira a través del segundo chakra con la intención de liberar hacia el sol cualquier energía pasada y futura contenida en él.
9. Divide el sol otra vez en dos partes y envíalas simultáneamente a recorrer la línea temporal en ambas direcciones tan lejos como sea preciso hasta que se detengan solas. Verás cómo vuelven de nuevo al centro para devolverte la energía del tiempo presente una vez convertidas en un solo sol.
10. Ahora, coloca la línea temporal y el sol dorado frente al tercer chakra situado en el diafragma o plexo solar. Espira a través de este chakra para liberar las energías ajenas al tiempo presente.
11. Imagina que el sol se divide y va y viene de ambas direcciones, liberando y recibiendo energía como antes.
12. Coloca la línea temporal y el sol dorado a la altura del chakra del corazón en el centro del pecho y repite los mismos pasos de los chakras anteriores.
13. En el chakra de la garganta repite los mismos pasos.
14. Ante el tercer ojo, localizado entre las cejas, repite el mismo procedimiento.
15. Finalmente, repite los mismos pasos para el chakra de la coronilla situado en la parte superior de la cabeza.
 16. Ahora coloca la línea temporal y el sol dentro del aura al menos a 30 centímetros delante del cuerpo y haz que el sol recoja las energías ajenas al tiempo presente de tu aura y las coloque en el marco temporal adecuado, en el pasado y en el futuro. Al volver las dos mitades del sol al centro y convertirse de nuevo en uno por última vez, traerán consigo cualquier energía que pertenezca a tu aura en el tiempo presente.
17. Coloca la línea temporal y el sol en una rosa y disuelve la rosa en el exterior del aura.
18. Abre los ojos, inclínate y descarga.