martes, 6 de octubre de 2015

Entonces todos son mis maestros

Entonces todos son mis maestros


Otra vez les presento una tarea difícil, el aceptar a todas las demás personas como maestros, porque nos vienen a enseñar, nos vienen a mostrar en qué estamos débiles, como dice puede ser el amor incondicional, el perdón, la aceptación, el gozo, la compasión, la comprensión, la unidad, la gratitud, la valoración de uno mismo, la maestría interna, el eterno presente.
Todas las personas nos muestran una parte de nosotros mismos, es una realidad, si yo soy tan espiritual, si ya no tengo nada mas que trabajar en mi ser, como puede ser que una persona interfiera con mi paz y peor aún como puede ser que una simple cucaracha o mosca me saque de mi centro y lo único que quiera es asesinarla.

Por eso veamos qué nos falta para seguir evolucionando.

Me quedo pensando, medito, me acepto y trato de cambiar yo, en vez de echar culpas afuera!!

Saludos Fraternos""!