miércoles, 28 de octubre de 2015

Volver a ser puros

Volver a ser puros
Si, es verdad, cuando nacemos no tenemos ningún molde armado, somos lo que somos, y vivimos sin temor, confiados, inocentes, somos aseres totalmente expansivos, tenemos toda la vida por delante y comenzamos nuestro camino maravillosamente, eso comienza a cambiar a medida que vamos creciendo y nos van amoldando con todos los miedos, desilusiones, perdemos la inocencia, el molde nos frena nuestra expansión y empezamos a sufrir de la contracción, nos achicamos, dejamos de vivir la experiencia del día a día.
Por eso hoy te invito a que comiences a quitarte el molde y empieces de nuevo!!
No es una tarea sencilla pero si empiezas verás que es posible de a poco sacarnos esas estructuras.