miércoles, 16 de septiembre de 2015

EJERCICIOS SENCILLOS PARA NUESTRO CAMINO : Ejercicio 1



EJERCICIOS
SENCILLOS PARA
NUESTRO CAMINO
(Del libro Vivir en el universo de Matías De Stefano)



Ejercicio:

Este ejercicio consta de dos herramientas básicas:  la respiración, y la imaginación.
Busquen un sitio tranquilo, tanto un lugar fuera o  dentro de casa, y sentados relajadamente, comiencen a respirar profundo, sintiendo cómo sus  pulmones se llenan desde la parte inferior  (abdominal) hasta la superior (pectoral) exhalando el oxígeno en el mismo orden. Mantengan esta  respiración por un largo momento, relajando todo  su cuerpo, sintiendo todo el oxígeno recorrer sus  venas, su cerebro ...mientras continúan con esta sencilla respiración, visualicen, o imaginen, cada parte de su cuerpo: órganos, músculos, venas,  huesos, todo, cada partecita, hasta las células y sus proteínas, sintiendo la reacción de cada parte a cada respiración.
Cuando lo hayan hecho, observen la luz de cada  sector, la luz de los órganos, los colores que  perciben dentro, cómo se mueve todo en su  interior, en la sangre, los intestinos, todo, intenten imaginar las estrellas, las almas, los planetas, viajen por dentro con su imaginación, y observen  cómo su piel sostiene este gran cosmos.
Ahora, se van a concentrar en las partes de su Universo que menos luz  tienen, aquellas que se ven apagadas, o de colores feos e indefinidos, los  lugares que molestan, que están enfermos... y con su misma respiración,  van  a  distribuir  la  luz  de  su  cuerpo,  desde  los  sitios  donde  más  luz observan, hacia donde menos hay. Mantengan la ley del equilibrio, no  pidan más luz al universo si ustedes también pueden generarla. Dirijan esa  luz con la respiración, tornando de colores, (usen la imaginación), a cada  parte enferma o descolorida de su cuerpo.
De  esta  forma,  estamos  revitalizando  el  sistema  universal  interno  de manera pacífica y meditativa.