martes, 8 de septiembre de 2015

Ir hacia lo profundo

Ir a lo profundo


Me gustó mucho ésta frase, quizás me toca leerla en un momento de mi vida en que veo cómo las personas se olvidan de sus raíces y eligen sus principios, dependiendo de lo que les conviene.

Las raíces son nuestra conexión con la Tierra, al igual que las plantas, son nuestro ADN para ella, no podemos modificar ésto porque si así lo hicieramos, estaríamos caminando contra nosotros mismos, contra nuestras propias huellas.
Sí es bueno renovarse, y no estar atado a una determinada característica, eso podemos ir haciéndolo al igual que los árboles cambian sus hojas.

Con respecto a los principios, veo como permanentemente las personas van cambiando de opinión pero no dentro de un abanico de posibilidades que le daría tener alguno de los antes mencionados, sino,  directamente abandonan totalmente la anterior postura y presentan un nuevo concepto, totalmente distinto , sin tener en cuenta el principio sostenido anteriormente.
Todo dependiendo de los intereses que tienen en ese momento, son las personas que lo único que buscan es su beneficio, sin importar lo que antes habían defendido a capa y espada.

Hoy en lo personal estoy luchando contra ésta situación, porque cuando veo ésto en los seres más cercanos a mi, siento una gran decepción y enojo.
Sé que ésto no lo puedo modificar en ellos y por eso como digo siempre, tengo que mejorar yo, cuando logre terminar el trabajo en mí, ya no me enojaré mas y sabré entenderlo.