viernes, 15 de enero de 2016

Mi ser interior se comunica a través de la emoción. (Del libro La ley de atracción de Esther y Jerry Hicks)

Mi ser interior se comunica a través de la emoción.
(Del libro La ley de atracción de Esther y Jerry Hicks)
Eres mucho más de lo que ves en tu cuerpo físico, pues aunque en realidad seas un extraordinario creador físico, existes simultáneamente en otra dimensión. Hay una parte no física de ti -que nosotros llamamos tu Ser Interior- que existe en éste preciso momento mientras estás en tu cuerpo físico.
Tus emociones son tu indicado físico de tu relación con tu ser interior. En otras palabras, mientras centras tu atención en un objeto y tienes tu visión y opinión específica sobre el mismo, tu ser interior también está enfocado en ello y tiene su propia visión y opinión. Las emociones que sientes son las que te indican tu acuerdo o desacuerdo con esas opiniones. Por ejemplo ha sucedido algo y tu opinión actual es que deberías haberlo hecho mejor, que no eres inteligente o que no eres digno. Puesto que la opinión actual de tu Ser Interior es que lo estás haciendo bien, que eres inteligente y merecedor, hay una clara contradicción en estas opiniones y las sentirás como una emoción negativa.
Por otra parte cuando te sientes orgulloso de ti mismo o sientes amor hacie ti u otra persona, tu opinión actual esta mucho más próxima a la que siente tu Ser Interior y, en ese caso sentirás emociones positivas de orgullo, amor o aprecio.
Tu ser interior o fuente de energía siempre te ofrece una perspectiva positiva de ti, y cuando tu perspectiva coincide con ésta, se produce la atracción positiva. En otras palabras, cuanto mejor te sientes, mejor es tu punto de atracción y mejor te salen las cosas.
En lugar de controlar tus pensamientos, te animamos a que prestes atención a cómo te sientes.
Y así redirigir los pensamientos hacia algo que nos haga sentir bien.