miércoles, 22 de julio de 2015

Amado Elohim VISTA

AMADO ELOHIM VISTA

También conocido como CYCLÓPEA, representa el Ojo todo Advizor de Dios.
Hay una poderosa verdad en la expresión "Un solo Ojo", que es el entendimiento de que la visión del todopoderoso es unipuntual, y solamente ve la perfección.
En la mitología muy antigua, llamada prehistórica, se habla de unos seres gigantes que tenían un sólo ojo en el medio de la frente. quizás lo que la ciencia espiritual de la vida conoce como el Tercer Ojo, situado en el entrecejo y que funciona por medio de la intuición. Seres que eran designados con el nombre de ciclopes, y es que la mitología se basa en un fondo de verdad deformada por el tiempo y por la imaginación o fantasías de los humanos, pero arranca de una raíz cierta.
El es el Elohim de la música y la concentración.
El tiene la obligación de atender el tono cósmico del sistema planetario (de nuestro sistema) que debe emitir una sinfonía agradable a los oídos de Dios y que debe estar en armonía con la sinfonía cósmica.
Ha tenido que envolver a la Tierra en una sustancia aislante, la cual no puede ser atravezada por la disonancia de esta estrella oscura en que el planeta Tierra se ha convertido, para no afectar adversamente el concierto de las esferas.
El nos pide que todos contribuyamos con nuestra música armónica al establecimiento de la edad de Oro para la Tierra. Y nos dice que no es la música audible o provocadas por las cuerdas vocales lo que contribuye a la música de las esferas, sino lo que el hombre está pensando, sintiendo y diciendo, lo que está haciendo, todo ello crea un aura en contorno del planeta, y cuando es positiva sube como armonía, paz y salud.
En cambio el aura inarmónica, aunque no se pronuncie una palabra, al ser contactada por un ser sensible, éste percibe la disonancia, y su efecto alrededor del planeta es de oscuridad e inarmonía.
VISTA se ocupa de curar por medio de la música, no solamente los males de la carne, sino también las enfermedades del alma, los males morales, emocionales y etéricos.