viernes, 3 de julio de 2015

Siempre con tu compañia

Siempre Acompañado

Quién alguna vez no dudó, quién alguna vez no titubeó, quién alguna vez no se sintió sólo, yo por lo menos sí, pero en esa duda llegó el reencuentro, porque me dí cuenta que lo extrañaba y que no lo podía negar, Él es mi compañía, Él pone en sus hombros mis pesos, por eso recuerdo permanentemente que está presente y me siento más poderoso.