martes, 7 de julio de 2015

Existen los OVNIS? (parte II)

Refutaciones sobre la No existencia de Ovnis
(Del Libro Los Dioses del Eden de William Bramley)


4. Si los OVNIS son naves extraterrestres, ya debería existir la fotografía indiscutible de uno.

Todo puede ser discutido. Para comenzar una disputa, todo lo que uno tiene que hacer es abrir la boca y emitir algunas palabras. Por lo tanto, la mera existencia de una disputa, no niega en sí misma la realidad de una cosa. La disputa simplemente significa que alguien ha decidido disputar con buenas o malas razones.
No obstante, es verdad que los investigadores se enfrentan con una pobreza de fotografías decentes tomadas a OVNIS, hay de dos tipos. la bastante borrosa e inconcluyente (podría ser la foto de cualquier cosa), o la fraudulenta.
Cuando surge una foto nítida y clara de un platillo volador, comúnmente prueba ser falsa. Esto sucede tan a menudo que un investigador puede hallar una “buena” fotografía de un platillo volador probando las “malas”. Esto es específicamente verdadero hoy en día cuando los avances técnicos han hecho algunas formas de trucos fotográficos casi indetectables.
Con todo esto no se quiere decir que no existen fotos claras de las que aparentemente son naves extrañas. Hay poco de ellas y se pueden encontrar ilustrando varios de los libros escritos por responsables investigadores de OVNIS.*

5. Las declaraciones de testigos oculares en los casos de OVNIS son inherentemente inciertas (no dignas de confianza). Por lo tanto, tales testimonios son evidencia insuficiente de visitantes extraterrestres.

Principio Ovnilógico # 1. Básicamente las personas honestas e inteligentes que son repentinamente expuestas a un corto e inesperado acontecimiento, especialmente a uno que incluya un objeto no familiar, pueden ser groseramente imprecisas al tratar de describir con precisión lo que han visto.
En una investigación que se hizo de los reportes de personas que vieron un Globo lanzado el Comité concluyó:
“En resumen, nosotros tenemos un número de reportes que son altamente consistentes uno con otro, y aquellas diferencias que ocurren no son tan grandes de lo que se esperaba de diferencias perceptivas y situacionales. Muchas pequeñas discrepancias fueron puntualizadas, especialmente con respecto a estimados de distancia y dirección, pero estas no fueron lo suficientemente grandes como para afectar la total impresión del acontecimiento.

Esto demuestra algo muy importante que nosotros expresamos en nuestro propio “Principio Ovni lógico”:
Las personas básicamente honestas e inteligentes que han estado expuestas repentinamente a un acontecimiento breve e inesperado, incluyendo uno que envuelve a un objeto no familiar, pueden, en la mayoría de los casos, ser precisas tratando de describir con precisión lo que han visto.
Este es el porque, el testimonio de testigos oculares puede ser admitido en las cortes de justicia para condenar o liberar un defendido aun cuando se carece de evidencia física sólida.
El testimonio de un testigo visual es perfectamente válido y es una forma útil de evidencia. 


6. Sofisticados aparatos de escucha han sido apuntados hacia el cielo para recoger comunicaciones extraterrestres. Desde entonces, no ha sido detectada ninguna. Esto es suficiente evidencia de que no hay vida inteligente en las cercanías.

Se han hecho varios intentos bien fundados para detectar señales de otras civilizaciones del espacio, mediante el uso de sofisticadas radio–antenas apuntando hacia los cielos. El hecho de que esos esfuerzos no hayan reportado alguna señal inteligente es visto como una prueba adicional de que no existen civilizaciones extrañas en la cercanía.
El problema con diseñar una conclusión así es que las radio–antenas tienen muchas limitaciones. Ellas solo son capaces de detectar ondas de radio. Hay muchas otras bandas dentro del espectro electromagnético* que pueden portar señales de comunicación, tales como las micro-ondas. Además, una sociedad extraterrestre, si existe, ¿necesariamente tendría que usar ondas de radio para comunicarse?