jueves, 30 de julio de 2015

Aprendiendo a meditar

Aprendiendo a Meditar
(Del Libro Vivir en la tierra de Matías De Stefano)

La Meditación es el arte de ir hacia dentro, de reencontrarse con uno mismo a través del silencio. La filosofía oriental nos ha traído una amplia gama de meditaciones, la mayoría de las cuales se manifiestan en forma relajada, con ojos cerrados, en un lugar silencioso y rodeado de hermosos sonidos, visualizando bellos paisajes.
Los occidentales hemos adoptado esta forma de meditación, pero las mismas nunca logran realmente hacer que nos encontremos...
¿Por qué? Porque el humano occidental, está más acostumbrado que el oriental, a recibir miles de estímulos externos. Oriente tuvo 5.000 años de preparación, cuando las Américas y Europa, llevan unos 100 años buscándose; es un abismo.
Por esta razón, los occidentales no podemos buscar una meditación en silencio de un día para el otro, también por el hecho de que nuestras vidas fueron diseñadas por nosotros mismos antes de nacer, para vivir en movimiento constante. Hay diferentes tipos de meditación, y diferentes pasos para llegar a ella. En primer lugar, se debe dejar muy en claro que Meditar, no es sinónimo de Volar por el Universo, meditar es buscar en el Interior, las respuestas o el equilibrio necesario. Por eso, en una meditación, nunca debemos salirnos del cuerpo, y debemos estar muy concentrados. Pero… ¿concentrados en silencio? Habrán notado que cuando uno se sienta a meditar, la mayoría de las veces son ideas absurdas las que vienen a la cabeza … y esto es porque intentamos meditar con nuestro hemisferio cerebral derecho, imaginando,volando, pero el izquierdo, el lógico, se siente abandonado, e intenta ordenar al derecho. Es difícil coordinar ambos hemisferios para meditar, pero la mejor manera de comenzar a hacerlo es sabiendo utilizar la Meditación Activa .
Hay dos tipos de Meditación: Activa y Pasiva. Esta última se da en silencio, cuando uno sabe qué va a buscar en su interior, y logra el equilibrio sin relacionarse en nada con el contexto. Pero la Activa, nos ayuda a meditar estando consciente de nuestro contexto, con ojos abiertos o cerrados, pero en contacto externo; lo que muchos llaman colgarseoempanarse”, es meditar a la manera occidental, pero inconscientemente.