lunes, 27 de julio de 2015

Para que sirven Las personalidades?

Las personalidades
(Del libro Vivir en la Tierra de Matías G. De Stefano)

Éstas son las que nos permiten crecer. Las personalidades son la mejor manera de poder centrarnos en lo que debemos lograr. Son infinitas, una para cada nivel y aprendizaje. Debemos entender así cuando vemos las diferencias entre unos y otros, que no somos de mundos diferentes, o que unos son malos o buenos, o pacientes o testarudos, sino que cada uno está aprendiendo algo diferente. Muchos deben aprender sobre el manejo del mundo físico, porque antes eran muy espirituales tal vez, y por eso, hoy pueden  ser  taurinos,  materialistas  y  ateos,  incluso  algunos  ladrones  y codiciosos, pero que eso no nos lleve a hacer juicios, debemos saber que sus  personalidades  están  formadas  de  acuerdo  a  lo  que  necesitan practicar, y por lo tanto, debemos aceptar su nivel de aprendizaje y sólo poner la intención de guiarlos en el mismo para que no se pierdan. Las personalidades no deben separarnos por ser difíciles de conllevar, deben hacernos  entender  a  los  demás  y  así  entendernos  a  nosotros  mismos, compartiendo hasta el momento en que sepamos que nuestro camino sigue por sí solo, y preguntarnos, ¿qué es entonces lo que debo aprender yo?