martes, 30 de junio de 2015

Aprender a soltar

Esta frase nos recuerda a no ser posesivos, todo fluye, así como llega, se puede ir. Aceptamos todo lo que nos toca vivir, quizás ya aprendimos lo que teníamos que aprender de lo que se fué, sea algo material o una persona.
Hay que dejar lugar para lo nuevo que está por venir. Hay que tener fé y creer que siempre lo que viene va a ser mejor.

Saludos Fraternos!!