jueves, 18 de junio de 2015

Orar y Meditar

ORAR Y MEDITAR






En esta frase se resume lo importante de tomarnos nuestro tiempo tanto para la oración como para la meditación.
Cuando prestamos verdadera atención al orar y lo hacemos desde el corazón, es cuando sale lo mejor de nosotros, nuestras oraciones se transforman en algo mucho más poderoso, estamos conectándonos con el universo, trascendiendo el aspecto humano.
Cuando en el proceso de meditación logramos silenciar el bullicio en nuestro cerebro, vamos a escuchar lo que verdaderamente es importante, nos llega información, sentimos nuestra conexión con nuestro ser superior, y nos ayuda a encontrar la evolución espiritual.