miércoles, 17 de junio de 2015

Déjenme SER

 DEJENME SER



Cuántas veces hacemos, decimos cosas que ya no nos identifican. Entendamos que ya somos otros, no tenemos que ser lo que ya no somos, encontramos un camino del cual es muy difícil salir, o volver, no se puede retomar ya nuestra anterior vida.
Nuestros sentimientos afloraron, nuestras metas se han modificado, vemos y sentimos cosas que antes no nos dábamos cuenta, hemos cambiado, tenemos otra intuición, sentimos los flechazos energéticos que nos mandan, detectamos las mentiras, sabemos cuando alguien no es sincero, se siente, no resuena en nuestro interior y nos damos cuenta que hay algo mal.
Queremos encotrar un camino de tranquilidad, de paz, ya no queremos luchar, no nos interesa discutir, pensamos en cambiar nuestra realidad, queremos tener nuevas herramientas para poder progresar y trabajar en nuestro interior, quermos mejorar como seres humanos, queremos hacer las cosas lo mejor posible, no queremos envidiar, no queremos compararnos, no queremos sobrepasarnos, no queremos hablar mas mal de nadie, queremos encontrar nuestro centro y transmitir lo mejor de nosotros, creemos en un mundo mejor donde prospere la paz, la bondad entre naciones.
Por eso les pido que me dejen ser, quiero ser el nuevo yo todo el tiempo, no me busquen, se me hace muy difícil mantener un estado de tranquilidad en éste mundo bullicioso.
Quiero ser el nuevo yo, no me pelees, no me hagas decir y hacer cosas que ya no quiero hacer, respetame, devolveme lo que yo te doy por favor.
Esto es un sentimiento muy común en el proceso de cambio que vivimos, los que comenzamos, los que todavía estamos aprendiendo, el gran objetivo es poder ser quién somos sin que lo que hay en el exterior nos modifique.
POR ESO TE INVITO A QUE SEAS QUIEN SOS SIN IMPORTAR LO QUE ENCUENTRES AFUERA