viernes, 26 de junio de 2015

El Regalo de la Vida

EL REGALO DE LA VIDA
Adentro de esa caja estoy yo, recién nacido disfrutando del amor de todos mis seres queridos, descubriendo este mundo, el mismo que en su momento descubrieron mis padres, y ellos ahora deben enseñarme a sobrevivir en él.
Comenzaron dándome todo el amor del mundo, a cuidarme, a alimentarme, me enseñaron a caminar, mis primeras palabras, mis primeros juegos, pude disfrutar de una linda infancia, me alimentaron para que me desarrolle perfectamente y luego me enviaron a la escuela para que continúe mi formación.
Allí habia personas capacitadas para enseñarme a mejorar mi habla, a contar, a leer y muchas cosas más.
A medida que pasaba etapas, se iban poniendo más exigentes y comenzaron a puntuar todo lo que hacia y cuando sacaba mejores notas que mis compañeros me felicitaban, me enseñaron a competir en las actividades físicas y además en la parte teórica aprendí que mientras mejor repetía lo que me decían, mejores notas me ponían y así con todas las materias.
Aproximadamente duró todo el período de aprendizaje y puntuación unos 14 años y terminé con ese período a los 18 años.
Durante la última etapa de estudio nos contaron que todo sería más sencillo si hacemos un esfuerzo más y estudiábamos una carrera universitaria, que así nos diferenciaríamos del resto, y tendríamos mejor calidad de vida, así estudiaríamos más específicamente del tema que nos interesaba y encararíamos una carrera laboral más prometedora.
Toda esta etapa de enseñanza fue dura, difícil., siempre había algo más que aprender, nos enseñaron todo de todo, sobre historia, literatura, arte, y un montón de otras cosas, lo que era bueno, lo que era malo, lo que servía, lo que no, lo que nos convenía y lo que no, todo estaba en la estructura que ellos nos proponían.
Tuve que dejar la universidad, bienvenido sea, porque realmente no me interesaba seguir estudiando, fue por otra cosa que tomé el impulso de dejarla y fué porque mi padre quedó sin trabajo y comenzó un emprendimiento en el cual necesitaba de nuestro tiempo y ayuda, y así lo hicimos.
Después de crisis profundas cada uno de sus hijos pudimos tomar nuestros propios caminos y asi yo avancé hasta el día de hoy que  luego de algunos trabajos, logré tener uno que me diò la oportunidad de crecer un poco más.
Pero que pasó?, todo lo que me enseñaron en esa caja fué para que nunca saliera de ella, y llegué a un momento en la vida que me dí cuenta que no era un ser humano, que era un robot, que me llenaron de información que no me interesa, que me enseñaron normas que no entiendo, que me enseñaron  que el que me controla no las cumple, me enseñaron quién era el bueno y quién el malo, obviamente para ellos, y así todo aquello que me mostraron era para mantenerme en una estructura que luego de un tiempo me dí cuenta que era la misma que mantenía a los pueblos en guerras, la que permitía que algunos tengan demasiado y otros tan poco, la que lleva  a las personas a tener hambre, a robar, a maltratar, me di cuenta que estaba en el camino equivocado.
Hoy comencé a despertar, empecé a darme cuenta de muchas cosas que antes no observava, estaba ciego a la evidencia hoy estoy como la imagen siguiente, sacando la cabeza pero todavía dentro de la caja, mientras tanto seguramente soy observado por alguien mucho más avanzado, el cuál estará ayudándome a dar un salto más.