viernes, 19 de junio de 2015

Fluir

Fluir como el agua

Todo en nuestra vida es fluir, donde hay fluidez no hay sufrimiento, no nos detenemos ante nada, seguimos nuestro camino, aceptando lo que va sucediendo, todo pasa porque tiene que pasar, fijate hacia donde va tu vida y cuando menos lo esperas ocurre algo que te hace cambiar el recorrido, es la magia de la vida, hay que vivir el momento y disfrutarlo, sé que no es fácil, algunas pruebas duelen, pero seguramente Dios te lo propone para que aprendamos, evolucionemos, mejoremos en otros aspectos, Dios a veces nos hace conocer virtudes que antes no estaban en nosotros, aprendamos a tomar el aprendizaje de cada situación que vivamos.
Si encontramos una traba en el camino, pensemos que somos un río, que no nos puede frenar nada ni nadie, que debemos seguir avanzando.
Si nos estancamos el agua empieza a subir y subir hasta llegar a un límite y desbordarse, mejor antes que vivir esa situación es seguir avanzando.

Saludos Fraternos!!