martes, 30 de junio de 2015

Como incidir positivamente en una persona?

EL SECRETO DEL DOMINIO Y DE LA MAESTRÍA
(Del libro Metafísica 4 en 1 de Conny Méndez)


Bien, ahora toma el Secreto del Dominio y la Maestría: Cada vez que veas u oigas o sepas de algún defecto ajeno, bien sea algo que te moleste, te choque o se comente frente a ti, que lo leas en los diarios, que ocurra ante tus ojos, etc. en lugar de comentarlo, en lugar de repetirlo, en lugar de pensarlo una y otra vez, AQUIÉTATE UN MOMENTO Y PIENSA EN EL CORAZÓN de la persona o de las personas involucradas. Recuerda los latidos de su corazón. Es importante que permanezcas quieto y en esa contemplación por unos momentos. No dejes de recordar que su corazón está latiendo idénticamente y al mismo tiempo que el tuyo. Lo que va a ocurrir primeramente es que te vas a sentir tranquilo. Tal vez te darán deseos de suspirar ¿Sabes lo que está ocurriendo? Pues ha ocurrido un milagro maravilloso. Tu corazón y el de la otra persona se han sincronizado, se han puesto a latir juntos, conjunta y voluntariamente, a pesar de que ese otro no sepa nada de lo que tú estás haciendo. Te diré. Tal como dice el Maestro Saint Germain "allí donde está tu atención, allí estás tú". En aquello te conviertes ¿Lo recuerdas? Pues has entrado en el corazón de aquel hermano y como tú eres el más espiritual o adelantado, con tu vibración superior has dominado su vibración menor. Lo has puesto a latir al ritmo tuyo. Si pudieras ver lo que ha ocurrido en su vida y en su alma, verías que lo has puesto en paz, le has borrado su mal humor, lo has vuelto dulce, bien dispuesto; y como tú sabes, en ese estado de ánimo es que pueden bajar los dones de la PRESENCIA, las manifestaciones positivas, entonces, la reacción del Cristo se hace instantánea porque la propia persona ha dado tiempo para que Su Cristo pueda oír y responder. Es decir que tú, al obedecer el Salmo 46 que dice: "Aquietaos ... y sabed que Yo Soy Dios", has puesto en práctica lo que dice el Salmo y has devengado el resultado que promete.