jueves, 25 de junio de 2015

Efectos de un ceño fruncido

Ceño Fruncido
(Del libro metafísica 4 en 1 de Conny Méndez)


Cuando se frunce el ceño y amarramos la cara, se opera una reacción en la médula cerebral, que baja junto con el fluído de la columna, se infiltra en el hígado después de haber pasado hasta allí por medio de un proceso que llaman " de Osmosis ". una vez que ha entrado en el hígado transforma el colesterino en bilis, la bilis altera el humor poniéndote amargor, y ese mal humor te hace amarrar la cara y fruncir el ceño. Es un círculo vicioso que te mantiene en un clima infernal, en el cual el mal se encuentra a sus anchas, se alimenta y crece y atrae todo lo de su clase que está flotando por ahí.
Ahora vamos a invertir el proceso a ver que sucede. Al sentirte con el ceño fruncido y la cara amarrada, o al pasar por un espejo y constatar tu expresión, oblígate a sonreir y a relajar esos músculos apretados. Se lo debes a tu salud, y a tu alma.
Inmediatamente se transforma el fluído cerebro-espinal. Cuando llega al hígado actúa como un baño de gracia. Te sientes bien, alegre, respiras profundo, se te endulza la expresión. Estás en el clima celestial. Allí no prospera el mal. Huye de él, allí no ocurre sino lo bueno. Tú eliges ¿ Vives en el cielo o en el infierno?
"Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba"
El cuerpo y espíritu se complementan. Tienen que andar juntos y actuar conjuntamernte. Si el ser humano está felíz, está sirviendo al ser divino. Si el hombre está infelíz se aparta del ser divino y por lo tanto no está sirviendo a Dios, ya que el SER DIVINO de cada hombre es una célula de Dios, o sea el Hijo de Dios.